Aquanovel
  Quienes somos      Visita nuestro comercio on-line
  Buscador interno FreeFind        
 

inicio

Curso acuariofilia

Equipamiento

Agua dulce

Invertebrados Dulce

Acuariofilia Marina

Invertebrados Marinos

Agua fría

Plantas

Enfermedades

Atlas

Agua dulce

Agua salada

Enlaces

Tienda on-line

Aquanovel
on-line:

No compres animales adulterados
Aquanovel comercializa animales de importadores certificados Marine Aquarium Council.

Plagas de algas marinas en el acuario Página 1 de 2
acuariofilia marina, técnica y equipos
acuariofilia marina / página siguiente


Aunque ya hemos tratado en alguna ocasión el tema de las algas en los acuarios marinos:

Métodos naturales para el control de algas filamentosas

Macroalgas para el acuario marino
Control de algas a través del nitrato y fosfato

En éste artículo vamos a hablar de los motivos principales de su presencia en nuestros acuarios y las líneas de trabajo que estamos siguiendo para tratar de erradicarlas.

Partiremos de la idea de que existe una verdadera multitud de tipos de algas en los que encontramos una característica común: son organismos acuáticos fotosintéticos no vasculares. Algunos de ellos están más próximos al reino vegetal y otros sin embargo se podrían clasificar como bacterias e incluso como hongos. Ninguno de estos organismos acuáticos puede considerarse una planta ya que éstas últimas además de diferentes órganos desarrollados presentan sistemas vasculares empleados en la conducción a través de los tejidos de la sabia. Las algas en cambio presentan un único órgano que hace las veces de tallo y de hojas. El sistema de raíces presente en las plantas en las algas queda reducido únicamente al objetivo de fijar el organismo al sustrato o a la roca.

Dependiendo del número de células que formen el organismo la autosuficiencia de cada una de ellas es diferente pero todas presentan unos grandes niveles de individualismo.

Los modos de reproducción de las algas son principalmente por la presencia de esporas que son generadas en niveles diferentes de la evolución de la colonia… en algunos casos estos niveles de evolución son apreciables ya que las distintas generaciones de algas presentan a menudo aspectos totalmente diferentes.

Todos estos tipos de algas que no pueden considerarse especies son organismos fotosintéticos, es decir; requieren de una iluminación adecuada que les permita formar aquellos compuestos orgánicos que emplean para su desarrollo. Esta iluminación les proporciona la energía suficiente para sintetizar determinados elementos químicos como el dióxido de carbono, compuestos nitrogenados o fosfatos para producir carbono que cubra sus necesidades y oxígeno como elemento residual.

Las algas actúan como almacenes de compuestos químicos y al morir liberan lo almacenado siendo aprovechado por nuevos individuos si se siguen manteniendo en el acuario las condiciones necesarias de luz y dióxido de carbono.

Presencia de algas en el acuario

Las algas forman parte de la biodiversidad de nuestro acuario. En mayor o menor medida siempre están presentes con diversas formas en función de los elementos presentes o ausentes que les permitan desarrollarse.

Invasión de restos de cascarones de silice del alga diatomea
Pertenece a: Aquaplant Chile
  Lobophora variegata, una especie de alga parda muy común en los acuarios de arrecife
Pertenece a: Institute Smithsonian

Alga roja filamentosa - normalmente presente por pocas horas de iluminación
Pertenece a: Aquanovel

Si somos aficionados con un mínimo de experiencia habremos observado los ciclos de aparición y muerte de algas diferentes acompañando a la iniciación y maduración de nuestro acuario.

Factores mencionados anteriormente como el tipo de luz y su fotoperiodo, compuestos nitrogenados, desechos y oligoelementos o trazas, provocaran el tipo de alga presente en nuestro acuario. Si las condiciones son realmente óptimas para su desarrollo el tipo presente alcanzará el nivel de plaga y comenzará a perjudicar a otros organismos como esponjas o corales que no tienen defensa ante una invasión de algas tapizantes.

Analizando cada uno de los elementos que potencian el desarrollo de las algas podemos llegar a determinar las relaciones causa/efecto de su presencia y trazar acciones para erradicar su presencia.

El fosfato: Como hemos mencionado al comenzar ya hemos hablado en alguna ocasión de este parámetro químico. En todo acuario marino el fosfato está presente, en mayor o menor medida, siendo beneficioso para el desarrollo de las algas zooxantelas que pueblan los pólipos de los corales. Proporciones cercanas al 0,1 mg/litro serían cantidades correctas que no debemos superar. Sin embargo en algunas ocasiones con un fosfato presente en proporciones inferiores aparecerán plagas de algas motivados por la presencia de otros elementos.

Compuestos nitrogenados:
De los elementos resultantes del ciclo del nitrógeno el Nitrato es el más relacionado con el desarrollo de las algas. Aunque su presencia no es tóxica incluso en cantidades de importancia, sí es un parámetro determinante a la hora del control de las plagas de algas. Además de éste compuesto las algas aprovecharán para reproducirse el CO2 producido durante la acción bacteriana que lo genera. Como ya vimos en el artículo publicado en su día sobre "la relación del nitrato y el fosfato" la proporción presente de uno y otro compuesto determinará el tipo de alga capaz de desarrollarse en esas condiciones. Por tanto conocer las proporciones del fosfato y nitrato se concibe como fundamental antes de tomar ninguna acción para erradicar las algas.

El silicato es un elemento también a desterrar de nuestro acuario pero cuya presencia será más visible que en el caso de los anteriores. Cuando superamos las 10 partes por millón de silicato en el agua del acuario aparece inexorablemente una plaga de algas conocidas como diatomeas. Los restos del caparazón de sílice de estas algas aparecerán sobre el sustrato y decoración informando de la presencia del silicato sin necesidad de realizar ninguna medición.

Elementos traza u oligoelementos: El agua del mar como ya sabemos contiene todos los elementos químicos existentes presentes en diversas proporciones. Aquellos compuestos presentes en una proporción inferior a 2 ppm se consideran trazas. En el acuario por la consecución de acciones químicas y biológicas se producen unos desequilibrios iónicos y consumos de determinados elementos traza. La falta total o en parte de uno de estos elementos determina el tipo de alga presente en el acuario.

Por lo general en un acuario con agua nueva en presencia de la luz con la cantidad adecuada de nitrato y fosfato las algas filamentosas verdes encontrarán su medio idóneo para desarrollarse. Cuando las trazas necesarias para el crecimiento de las algas verdes son consumidas estás mueren dando paso a otros tipos de algas capaces de crecer con este elemento químico consumido. Algunas algas que pueden aparecer a consecuencia de esta razón son las algas rojas, marrones, pardas, negras, azules e incluso aquellas más cercanas al mundo bacteriano como las cianobacterias.

Continúa en la siguiente páginaIr al próximo capítulo
 

Visita nuestro comercio on-line especializado en acuariofilia marina
Volver arribaarriba